Idea Solo Surf

Origen

Solo Surf comienza en 2006 como respuesta a la demanda de una familia para encontrar nuevas alternativas de ocio para su hijo con autismo.

La pasión por el surf y la experiencia especifica de trabajo en el medio acuático con niños con autismo  hizo que Jesús borrego, junto a Ana Gonzalo, comenzaran el desarrollo de un nuevo programa acuático que desarrollase el surf como eje principal del trabajo físico-lúdico y ocupacional

Tras dos años de desarrollo de un programa experimental, y obteniendo en este muy buenos resultados, se formalizo en 2008 la asociación Solo Surf dando forma jurídica y legal al proyecto.

Desde entonces han ido surgiendo otros proyectos y actividades relacionadas con el  surf como actividad de recreación, terapéutica o adaptada para con personas con autismo y otras diversidades, tanto a nivel nacional como internacional. Solo Surf ha sido referente y especifico colaborador  en la creación de algunos de los más antiguos y actualmente funcionales.

Los beneficios del surf parecen contrastarse especialmente para los niños y niñas con autismo  en estos proyectos.

Fundamento

Específicamente en el autismo, las alteraciones sensoriales, las dificultades para el desarrollo de aprendizajes que implican el uso y representación del cuerpo y la presencia de estereotipias,  son indicadores de que el trabajo físico-corporal es un área que requiere especial consideración.

En Solo Surf desarrollamos ideas centradas en la diversidad funcional de los niños, atendiendo a formas diferentes de  aprender,  creando modelos de trabajo diferentes.

Nuestra idea de trabajo con la diversidad funcional con los niños con y sin autismo  se centra en  reaprender nuevas formas de relación con ellos mismos, mediante el juego con el cuerpo y con el medio físico, en un proceso de aprendizaje gradualmente más complejo

Una experiencia que ayuda a reorganizar el desarrollo vivenciado, integrar el esquema corporal  (sensorial, motor, explorador y representacional) y usar el cuerpo de un modo funcional; reorganizando  los canales sensoriales visual-kinestésico-auditivo para poder aprender con ellos de manera integrada y funcional, como cualquier otro niño.

Actividades emergentes y creativas

El surf para Solo Surf es precisamente eso. Un juego perfecto que encaja en la experiencia de aprender a ponernos en pie de nuevo, con todos los aspectos que ello conlleva desde el punto de vista del desarrollo.

Un divertido proceso de descubrimiento de si mismo y de los demás,  pudiendo aprender de manera funcional,  complementando diversas formas de trabajo en el medio acuático  y el ocio y tiempo libre.